Envasado de frutas secas

Los productos tales como maní, almendras o nueces poseen un alto porcentaje de grasas, por lo que requiere que su preservación necesite de un envase que sea impermeable al oxígeno. Asimismo, por las propiedades físicas de este producto (su dureza y forma irregular), es indispensable que el envase donde se encuentren contenidas, posea una alta resistencia al rasgado. Es por esto que Plastipren® cuenta con bolsas para el envasado al vacío especialmente diseñadas para contenerlas, no sólo preservandolas sino también evitando que se pierda el vacío generado, por pinchaduras o lastimaduras en las bolsas.